Banner articulos

HISTAMINA: LA CULPABLE DE TUS ALERGIAS

Conocida por su relación con las alergias, la histamina, cumple diferentes funciones biológicas; dependiendo donde sea liberada es considerada una hormona o un neurotransmisor. La histamina se obtiene por la transformación del aminoácido histidina proveniente de algunos alimentos, que al ser consumidos son sintetizados por los mastocitos y basófilos, células encargadas de almacenarlos. Sin embargo, también se encuentran presentes en otras células del organismo como en las neuronas, las plaquetas y las células gástricas.

¿Qué relación tiene la histamina con las alergias?

Existen diferentes tipos de alergias:

• Alimentaria: se deben al consumo de determinados alimentos, por ejemplo la leche, el huevo, los mariscos, la nuez, el cacahuete, el chocolate, la soja o el trigo, entre otros.

• Farmacológica: También es muy común la alergia a medicamentos, puede que la primera vez no tenga problemas, pero el sistema inmunitario puede producir una sustancia contra ese fármaco. Los síntomas más frecuentes son urticaria, erupción o fiebre, puede provocar reacciones graves, como la anafilaxia, una afección que puede poner en riesgo la vida. Es diferente la alergia a medicamentos con los efectos secundarios que este pueda tener, por lo que hay que tener cuidado y saber diferenciar.

• Ambiental: en determinadas épocas del año, son frecuentes las reacciones alérgicas provocadas por el polen.

• Animales: se produce por ácaros y epitelios de animales, es decir, células que recubren la superficie externa del cuerpo.

• Rinitis: se trata de alergia a las partículas que transporta el aire que producen estornudos, picor, goteo o congestión nasal, picor cutáneo e irritación en los ojos. La rinitis alérgica puede ser estacional o todo el año.

Cuando una persona es alérgica a una sustancia en particular, el sistema inmune responde erróneamente identificando la sustancia como nociva. Al momento en que ingresa, los anticuerpos se unen a él y desencadenan la liberación de sustancias en el torrente sanguíneo, dentro de ellas la histamina, que es la responsable de síntomas como tos, afonía, estornudos, picor, lagrimeo, enrojecimiento de ojos, urticaria, inflamación, entre otros.

No obstante, no solo tiene que ver con la respuesta inmune, la histamina también cumple una función importante en el sistema nervioso central, como mensajero, regula el ciclo biológico del sueño, la memoria, el aprendizaje y la supervivencia, manteniendo el organismo alerta.

Aquí unos consejos para reducir las reacciones alérgicas, para mejorar tu día a día:

• Evita la exposición a agentes alérgenos, como los hongos ambientales, los ácaros de polvo o los epitelios de algunos animales. Tener mayor precaución especialmente en época de polinización, ya que puede dificultar la respiración.

• Para el caso de alergia farmacológica, se recomienda portar un documento que informe la sustancia a la cual se es alérgico.

• Para la rinitis, hay que tener especial precaución, ya que con frecuencia esta enfermedad genera asma; cualquier síntoma como pitidos o fatiga, debe ser consultado por un especialista.

• Evita fumar, como se mencionó anteriormente, la histamina se encuentra también en el tracto digestivo, lo que aumenta el desequilibrio entre bacterias intestinales.

• Tomar agua, se recomienda beber alrededor de 8 vasos diarios, puesto que la histamina aumenta cuando se está deshidratado.

• Ya que esta sustancia química se encuentra en plantas y animales, es posible controlar la cantidad en el organismo. Los alimentos frescos contienen menos histamina; por lo que es importante que en tu dieta prevalezcan, los cereales, hortalizas, la mayoría de frutas, aceites vegetales, especias y plantas aromáticas. Así mismo, evitar congelados, recalentados, embutidos, bebidas alcohólicas, enlatados y productos fermentados.

• En personas vulnerables, otras aminas como los cítricos, la ciruela, el plátano maduro o el chocolate.

© Copyright 2018
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?